A la vanguardia de la iluminación técnica

Tecnología LED

El led no solo aporta ventajas únicas respecto a otras fuentes de luz, sino que ofrece una calidad de luz equivalente a las fuentes de luz tradicionales. Actualmente se pueden conseguir CRI elevados, amplia gama de temperaturas de color.

01 01

1. Larga vida


Reducción drástica de los costes de mantenimiento por reposición de fuentes de luz.


La tecnología LED se caracteriza por ser una fuente de luz con una vida útil que supera ampliamente la vida útil de las fuentes de luz utilizadas en los sistemas tradicionales de iluminación, manteniendo sus propiedades lumínicas como el primer día.

01 01

2. Luz inalterable en el tiempo


La calidad lumínica, la intensidad y su reproducción cromática perduran en el tiempo.


La cromaticidad y el nivel lumínico del LED no se ven alterados con el paso del tiempo, ni por vibraciones y rotaciones de la luminaria.

01 01

3. Alto rendimiento lumínico


Luz de altísima calidad permitiendo una reproducción fiel de los colores y máxima eficiencia.


Los LED de última generación tienen un rendimiento lumínico superior a las lámparas de tecnologia convencional y un CRI equivalente a las lámparas halógenas.

01 01

4. Mínima cantidad de calor


Reducción de los consumos energéticos en concepto de climatización. Entorno más confortable para el bienestar de las personas.


Los LEDs transforman un alto porcentaje de la energía eléctrica en luz visible, y la emisión de calor es mínima y transmitida en dirección opuesta a la luz, no llegando al espacio ocupado por los usuarios.

01 01

5. Dinamismo y control


Potenciar el diseño y atractivo de los espacios con la cromaticidad adecuada (selección del blanco, RGB, intensidad,...).


Los LED se caracterizan por poder seleccionar la temperatura de color (de 2800 a 5000k) más adecuada al ambiente diseñado asi como la regularación en color RGB además de ser totalmente regulables en intensidad.

01 01

6. No emisión de radiación IR y UV


Los productos iluminados no se ven dañados o deteriorados por la radiación IR y UV, pudiendo utilizar el LED en todo tipo de entornos, incluidos los que impliquen objetos altamente sensibles.


Los LED se caracterizan por no emitir radiación IR ni UV, ya que la totalidad de la energía transmitida se hace en forma de radiación visible.